Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

35 años de media

Fotos Libres P Mayores 1221
      Hace unos días participé en el acto, organizado por la Fundación Luz Casanova, de la entrega de premios del II Concurso de Relatos Cortos sobre Violencia de Género. Como siempre, un acto entrañable. No muchos asistentes pero los que estaban sabían de qué iba el asunto. Esta segunda edición del concurso se ha dedicado de una manera especial a las mujeres de más de 65 años, que han sufrido maltrato.
      No voy a contar todo lo que se hizo en el acto. Simplemente, quiero hacer hincapié en un dato que me llamó la atención y que me hizo abrir los ojos de una manera especial a esa realidad del maltrato sufrido por las mujeres mayores, ya incluso ancianas. Fue en la entrevista que se hizo a Julia Almansa, directora de la Fundación. Hablaba de la realidad que se habían encontrado cuando habían empezado a ir por los centros de mayores y residencias de la Comunidad de Madrid, hablando del tema. Lo que primero eran silencios se fueron convirtiendo en murmullos y luego en voces. La realidad del maltrato sufrido estaba ahí pero guardada en silencio. Ante la invitación de la Fundación las mujeres mayores habían empezado a hablar, a contar sus historias de dolor, de silencio, de aislamiento, de control, de palizas y amenazas. Al final, nos dijo Julia, este maltrato no es diferente del que sufren las chicas jóvenes o las mujeres de edad media. La diferencia es que nunca se ha hablado de él.
      Pero Julia citó un dato que me llamó la atención. Ese dato marcaba la diferencia entre el maltrato a las chicas jóvenes o mujeres de media edad y el maltrato a las mujeres de más de 65 años. Ese dato era que la media de tiempo entre éstas sufriendo la violencia era de 35 años.
      Algunos de mis lectores puede decir que es obvio. La mujer de más de 65 años está poniendo sobre la mesa posiblemente una experiencia de maltrato que comenzó al poco tiempo de casarse. Si se casó medianamente joven, como era normal en aquel momento, no es fácil deducir que hayan podido pasar entre 30 y 40 años sufriendo maltrato. Es más, a algunas la liberación les ha llegado por la muerte del marido. Ninguna chica joven puede haber experimentado maltrato tanto tiempo por la sencilla razón de que ni siquiera tiene tantos años.
      Pero parémonos un momento a pensar. 35 años de maltrato. Son muchos años. Posiblemente familiares –hijos incluidos si los había–, vecinos y amigos se dieron cuenta en un momento u otro de lo que estaba sucediendo pero nadie hizo nada. Tampoco las autoridades porque, en aquel tiempo, si a la mujer se le ocurría acudir a la policía, lo más probable es que estos ni siquiera recibieran la denuncia. Todos miraron –miramos– para otro lado. Y ese maltrato fue calando poco a poco en la persona. Normalizó posiblemente el dolor. No fue capaz de levantar la cabeza. Asimiló perfectamente que si aquello le estaba pasando es que era lo normal o que algo estaría haciendo mal para que le pasase eso.
      35 años de maltrato no se olvidan de la noche a la mañana. 35 años de maltrato dejan el alma marcada por profundas heridas. Se podrán curar pero nadie podrá quitar ya las cicatrices. 35 años de maltrato dejan a la persona afectada para siempre. Se podrá empezar de nuevo pero no hay más remedio que cargar con esa historia, con ese dolor.
      35 años de media de maltrato sufrido por las mujeres de más de 65 años. No todas las mujeres de más de 65 años han sufrido maltrato. Muchas han tenido matrimonios felices. Es verdad. Pero algunas sí han sufrido maltrato. Y esa acumulación de dolor nos debería asustar, conmover, inquietar, perturbar, intranquilizar, estremecer.

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar