Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

Buen provecho

Mujer

Desde que una mujer empieza a sufrir la violencia en su vida, por el simple hecho de ser mujer, hasta que es consciente de lo que verdaderamente está viviendo a veces pasa mucho tiempo. Siempre cree que esa realidad puede cambiar. Cuando se han vencido las propias resistencias viene la dura tarea de romper las barreras sociales, los miedos personales… Todo esto se acentúa aún más en las mujeres mayores haciéndolas muchos más vulnerables a causa de la edad, el deterioro físico y en muchas ocasiones la dependencia económica del agresor.

Todas estas circunstancias se ven incrementadas cuando la violencia se sufre en un pueblo pequeño donde todo el mundo se conoce. El miedo a ser juzgada y acabar en boca de todos hace aún más complicado tomar la decisión de acabar con la violencia y empezar una nueva vida. Pero algunas mujeres lo consiguen.

Esto es lo que relata el III de los Premios del Concurso de relatos convocado por la Fundación Luz Casanova. “Buen provecho”, escrito por José Luis Corretjé, pone de manifiesto como en toda historia siempre puede haber una gota que rebose el vaso y nos ayude a tomar la decisión oportuna.

Buen provecho

“Oigo la campana de la iglesia. Atiza el badajo contra el metal y siento en mi vientre, en mi pecho, en mi cabeza siete golpes secos: uno, dos, tres… Pronuncio mi nombre: I-n-é-s. Necesito escuchar el sonido de mi voz. La gente en la aldea prefiere mirar para otro lado, guardar silencio. Bien lo sé. Yo nací aquí . Aquí nació también mi madre y la madre de mi madre.

Callar no te hace superior a mí ¿sabes? Los hombres hacen lo que quieren, así ha sido siempre. En el bar, la vida te resulta sencilla: sonríes y pagas lo que bebes, con eso basta. Poco importa que el dinero lo gane yo dejándome las manos amoratadas ordeñando las vacas. En el pueblo lo que cuenta es la apariencia.

Te pasas el día en el bar. Allí te respetan porque sonríes y callas. Lo tuyo no son las palabras. Menos cuando vuelves a casa por la noche y el alcohol te suelta la lengua. La primera vez me costó entender, no te reconocía. Ahora, cuando te veo llegar ya sé lo que sigue. Primero me humillas. Luego me gritas: ignorante, vaga, triste. Miro al suelo y mi cuerpo se prepara. Ojalá estuviera hecha de metal como la campana.

En la cama me siento a salvo. Aquí nadie me mira mal ni me juzga por lo que no hice, o por lo que hice. Decido no levantar la persiana. Así no sé si es de noche o de día. Ahora que Lola me falta, poco me importa la hora, el día de la semana. ¿Por qué tuviste que matarla? Porque sé que has sido tú. No me trago lo del atropello. Lola no hacía mal a nadie. Era dulce y tranquila, callada y sumisa. Eso es lo que me pides a mí ¿no? Mi perrita me acompañaba a pasear por el prado. También venía conmigo cuando salía a encerrar a las vacas. Solo ella. Su ausencia borra las dudas que tenía sobre ti, sobre nosotros. Entérate: lo que has hecho no te lo perdonaré jamás.

Abro la puerta. En la calle el viento del invierno juega con mi falda. Hoy el sol calienta por fin. Su luz me hace parpadear. A lo lejos, escucho el mugido de mis vacas. Ese sonido me acompaña desde niña, como lo hacía en los días en que iba con mi madre a llevar el ganado al río. Ella también lloraba en soledad. Nunca me dijo por qué. Solo sonreía y callaba.

Salgo de casa sin cerrar la puerta. Quiero que la encuentres abierta cuando llegues esta noche. Hoy mi vida también se abre como esta puerta que no volveré a cerrar.

No te he dejado una nota. No te la mereces. No me busques, no esperes a que vuelva. Aquí se quedan la casa, las vacas y tu silencio. Todo tuyo. Buen provecho.”

 

Gracias y Enhorabuena José Luis

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar