Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

Correr para hallar la salida

1251 VZZETR MjAxNzA2LWNhcnJlcmEtaGF5IHNhbGlkYS9JTUdfOTU0My5qcGc

Dos mil quinientas personas corrieron el domingo 11 de junio en la IV Carrera Hay Salida, para visibilizar el rechazo social a la violencia de género y recaudar fondos para destinarlos a las víctimas.  Una carrera organizada por dos medios de comunicación la revista MÍA y el diario 20 Minutos.

Sin restar ni un ápice de importancia a ninguna de las iniciativas que se organizan, es muy importante que los medios de comunicación se impliquen en esta lucha social y más de manera tan generosa. El pasado año parte de  la recaudación por las inscripciones fue donada a la Fundación Luz Casanova.

Nadie duda de la capacidad formativa que tienen los medios de comunicación y su apoyo y complicidad en ayudar a combatir la violencia de género es imprescindible para conseguir su erradicación. Pero para ello es necesario que se comprometan realmente.

Personalmente me indigna que los casos de violencia de género se sigan incluyendo en la sección de sucesos, porque no lo son, como no lo es el terrorismo.

Cuando un hombre mata a una mujer por el mero hecho de serlo, porque él se siente superior, con derecho sobre su mente y cuerpo hasta sentirse el dios capaz de acabar con su vida, estamos ante algo más que un suceso.

Cada  año hay una media de 60 mujeres victimas de violencia de género. Esta cifra revela que  estamos ante un problema de Estado que se registra en todos las zonas  de nuestro país, en todas las edades y en cualquier clase social.

No quiero ser pesimista, porque es cierto que se ha avanzado, pero aún queda mucho por caminar. Aún leemos titulares en los que “las mujeres mueren”, cuando son asesinadas o cuando las entrevistas a las personas de su entorno muestran a los agresores como personas normales y amorosas con su familia a las que “algún detonante” las ha provocado a cometer esa atrocidad.

El goteo de víctimas mortales por violencia de género parece interminable. En menos de seis meses 27 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas. Pero esta cifra es apenas la punta del iceberg de la violencia en nuestro país. ¿Cuánto tiempo vive en el terror una mujer y sus hijas e hijos hasta que es asesinada? ¿Cuántas mujeres viven toda su vida en pareja bajo el miedo de los golpes y desprecios sin que su agresor dé el último paso en su escalada violenta?

Es imposible conocer estos datos, porque como antaño, la mayoría queda ‘de puertas adentro’ de unas familias consideradas, en muchos casos, ejemplares para sus vecinos.

El domingo 11 de junio 2.500 personas, el 80% de ellas mujeres, corrieron por el centro de Madrid lanzando como un grito silencioso ‘No estás sola’  ‘Hay salida’. Muchas anónimas, otras caras conocidas tanto en el ámbito político, como social y cultural. La Reina Letizia fue presidenta de honor del acto. Un gesto más en la lucha, pero que quedará en puro simbolismo si no se hace un Pacto de Estado y no se dedica suficiente presupuesto y recursos para educar desde edades tempranas en la igualdad y el respeto. Y en los casos en los que se detecte violencia de género que las mujeres cuenten con apoyo, ayuda y protección como se ha dado y se da a personas que sufren de amenazadas de muerte.

Beatriz Blanco

 

 

 

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar