Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

Formar para trabajar

Cruso 2

El programa prelaboral laboral, con financiación del Fondo Social Europeo y la Comunidad de Madrid,  asiste a personas en exclusión social con el objetivo de que encuentren un trabajo. “La mayoría de las personas que llegan a nuestro proyecto consideran que la prioridad es encontrar un trabajo, aunque estén durmiendo en la calle”, afirma Manuel Sisniega, educador social del Centro de Día “Luz Casanova”. “Muchos me dicen que antes ibas a un sitio, pedías trabajo y si valías, te quedabas, pasan por alto la transformación del mercado laboral y los procesos de selección. Creen que se han quedado sin hogar simplemente porque les han echado y realmente las causas por las cuales alguien se ve en la calle son muy complejas”.

El programa prelaboral  fomenta que los usuarios adquieran las condiciones necesarias para encontrar y mantener un empleo y no al revés, es decir, que el conseguir un trabajo sea condición necesaria para que las personas salgan de la calle. Sin embargo, desde el programa entienden la necesidad de ingresos de los usuarios. “Teníamos el caso de un hombre que trabajaba en Atocha y dormía en un cajero de Villaverde porque allí había encontrado su espacio de seguridad, pero esto es muy duro. Una persona que trabaja en hostelería y termina a las dos de la mañana y luego al día siguiente entra a las nueve de la mañana, no se puede ir a dormir a la calle porque no aguanta y al final pierde su trabajo o enferma, con el desgaste emocional que supone un fracaso más”.

Para mantener un empleo las personas tienen que tener unas condiciones mínimas, “es necesario que tengan un lugar estable donde vivir. Esto es así si quieren mantener un trabajo digno. Lo importante es que encuentren una base sólida de cobertura de necesidades y a partir de ahí, poder buscar un empleo”. Esa base sólida se compone de la adquisición de habilidades para la búsqueda efectiva de empleo, la cobertura de necesidades (alojamiento, comida, acceso a duchas, a lavandería), ajuste de expectativas y desarrollo de potencialidades de cada individuo.

Las personas consiguen reintegrarse en el mercado laboral y salir de la situación de sinhogarismo  porque se interviene sobre ella desde distintas perspectivas, de una manera holística: desde el trabajo de las trabajadoras sociales, de la cobertura de necesidades básicas en el Centro de Día Luz Casanova, afrontamiento de situaciones con apoyo psicológico,  el fomento de habilidades sociales en la búsqueda de empleo y el acceso a un ocio normalizado que favorezca el establecimiento de redes de apoyo informal, y participación ciudadana.

En el año 2018  pasaron por el taller de empleo alrededor de 400 personas de las que intensificamos el trabajo con 135 y de ellas 54 personas accedieron a un empleo

La pasada semana,  del 17 al 22 de junio,  se ha llevado a cabo el último de los cursos en Prevención de Riesgos Laborales en la construcción. Esta fecha se ha elegido por estar a las puertas del verano que es cuando más ofertas en empleos de construcción se producen.

 

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar