Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

Hombres

Hombres

Está a punto de finalizar este mes que comenzó tiñendo las calles, de España y de cientos de ciudades del mundo, del color violeta que se ha convertido en el color de las reivindicaciones feministas, y todavía, a pesar de los días transcurridos, hay algo que me viene al pensamiento y que me llamó la atención en la manifestación de éste  8 de marzo

Me sorprendió la corta edad de las manifestantes, chicas muy jóvenes, a mi parecer más que en convocatorias anteriores. También vi cada vez más mujeres acompañadas de sus parejas y esto es lo que me llevó a la siguiente reflexión.

Detrás de mi sentía cómo una voz femenina joven no paraba de gritar con energía “abajo el patriarcado, arriba el feminismo” y otras consignas similares. Al girarme vi cómo su pareja, un joven de edad similar, la cargaba sobre sus hombros. Y lo hizo durante toda la manifestación con algún descanso de cinco o diez minutos, y vuelta a subir a los hombros para que ella, mujer, pudiese con toda la energía demostrada, hacer uso de su fervor, con sus puños levantados, hacia la causa que allí nos convocaba: la IGUALDAD

Al observar la escena y ver cómo él, un hombre, ofrecía su fuerza física y emocional a su pareja y que ésta se sirviera de él entendiendo que la “causa” y la “reivindicación” eran de ella, creó en mí una situación realmente placentera  a la vez que sentimientos encontrados.

Que somos diferentes hombres y mujeres es obvio, que estás diferencias se pueden apreciar en términos físicos y biológicos también. Es este predominio de la fuerza física lo que en la sociedad ha originado el “machismo”, y que por esto ellos han gozado y gozan de privilegios durante décadas. A ellos también les cuesta cambiar los prototipos típicos del patriarcado. Pero esto ésta cambiando y las mujeres con su lucha, ya de siglos, han demostrado que no son el sexo débil, creencia que ha sido derribada en casi todos los países gracias a los movimientos feministas con una lucha continua por el reconocimiento de la Igualdad en derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Quiero romper una lanza por esos hombres que comprenden y se unen a la causa, que son cada vez más. Esos hombres que van a la manifestación y los que no, pero que comprenden y entienden a sus parejas, madres, hermanas o amigas. Esos hombres que entienden que en la vida de las personas un sexo no es superior a otro, que la igualdad de género es un principio constitucional que estipula que hombres y mujeres son iguales ante la ley, lo que significa que todas las personas sin distingo alguno tenemos los mismos derechos y deberes frente al Estado y la Sociedad.

Esos hombres que saben, comprenden y entienden que nos estamos ganando el futuro por Derecho.

 

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar