Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

Es hora de que me creas

P1000453

Bajo el título «Es hora de que me creas», el pasado 5 de octubre, Amnistía Internacional montó una jornada sobre violencia sexual en España. Rebeca Álvarez López, responsable de Atención a mujeres adolescentes de Luz Casanova, participó en ella para hablar de jóvenes y violencia sexual. Su charla se centró en cómo las redes sociales y la forma de interactuar con ellas cambia su forma e relacionarse, dada la absoluta exposición de ellos y ellas en esas redes virtuales.

“Conocen a sus parejas a través de estos espacios virtuales, piden opiniones sobre cómo son o cómo las ven… y todo eso genera un enorme impacto en la construcción de su identidad en positivo y/o en negativo. Este mundo virtual se convierte en su propio mundo real, y esto implica que no hay percepción de riesgo, hay posibilidad de utilizar el anonimato en esas relaciones o de falsear identidades, y todo es inmediato y además 24/7… “, afirmó.

Según contó Rebeca Álvarez, hoy en día la construcción de la sexualidad de los jóvenes está marcada por la pornografía que se consume a través de las Nuevas Tecnologías. “La pornografía de hoy en día es accesible, asequible, no tiene límite en el tipo de prácticas que se llevan a cabo, tiene mejor calidad de imagen y es anónima. En el estudio «Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales de adolescentes y jóvenes»,  publicado en el mes de septiembre de 2019 y elaborado por la Red de Jóvenes e Inclusión y la universidad de islas Baleares se recoge que el primer contacto con la pornografía se produce a los 8 años y que la edad de inicio de consumo de pornografía es a los 13 años”, recordó Álvarez.

Desde la perspectiva de género y en relación a la violencia sexual, aunque en la nueva pornografía quizás aparecen otros modelos de hombres y mujeres,  las relaciones sexuales o la forma en que establecen éstas siguen tratando a la mujer como objeto sexual para controlar, es falocentrista, el deseo está puesto en el hombre y aparecen prácticas de riesgo y violencia explícita. Es decir, se repiten los estereotipos de género de nuevo. Y aunque las chicas y los chicos pretendan y crean que se alejan de las creencias de sus antepasados y que la igualdad ya se ha conseguido…  repiten los mismos patrones del patriarcado.

En la jornada, participaron también representantes de la Red de Mujeres Latinoamericanas y Caribe, la Asamblea Feminista, Generando Red contra las violencias machistas, Plataforma Estambul Sombra y AIETI.

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar