Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

¿Pero tú “perreas”? But can you Twerk?

13951ceefe1633de4fd49729abdc33a8

Lo siento, no me puedo resistir. No puedo no hablar de esto aunque haya salido en todas partes. Una mujer, un pedazo de señora noruega de 23 años, que gana por primera vez en la historia el balón de oro de fútbol, orgullosa y elegante, campeona de un deporte como ese, tiene que aguantar ahí, ante los ojos del mundo entero, que un ser impresentable como ese Dj de pacotilla intente humillarla demostrando públicamente que para él su éxito no es en absoluto relevante, que dado que es mujer, y además joven y guapa, el único interés que le merece es el de si mueve o no el culo frenéticamente.

Ella, Ada Hegerberg, que debe odiar a muerte todo este barullo que se ha formado, demostrando (otra vez) una clase y una dignidad a años luz de la de ese tipejo, le ha perdonado públicamente. Pues yo no. Porque no me da la gana. Porque no hay excusas para lo que ha dicho, ya que demuestra cómo piensa y eso no se cambia de la noche a la mañana. Porque esto que ha ocurrido es la punta del iceberg de una realidad monstruosa que está debajo del agua, aunque a la vista.

Dicen las estadísticas (y la realidad de la calle) que en temas de respeto a la mujer entre los jóvenes vamos hacia atrás, como los cangrejos. Deberíamos hacérnoslo mirar. Veo los vídeos de raperos, de cantantes de reggaetón … y las mujeres no son más que objetos sexuales, a las que se les quiere hacer creer que así, en pelotas y arrastradas, son más libres. Y me vienen a la memoria las películas de los 70/80, en las que sólo sobre las actrices se hacían chistes obscenos y sólo ellas se desnudaban y yo, una niña, me preguntaba por qué los actores no.

No, no estamos mejorando. Algo se está haciendo mal, vamos por el camino equivocado. A las pruebas me remito.  Ah, y aunque no lo leas… ¡enhorabuena Ada!

 

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar