Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

¿Una asignatura de chicas?

test
FullSizeRender1

En el Instituto Benigasló de la Vall d’Uixó (Castellón) 25 estudiantes aprenden a identificar actitudes machistas para concienciarse y denunciarlas. Esta noticia, importante noticia, aparece en el reportaje de Carlos Plá en el que comenta que, por primera vez en España, la violencia de género se imparte como asignatura específica en el citado instituto. La mayor parte de los estudiantes de 3º de la ESO que han elegido esta asignatura optativa son chicas y uno de los alumnos afirma que muchos de sus compañeros se burlan de él por elegir una asignatura que “es de chicas”.

Frente a esa opinión de parte del alumnado de 3º de la ESO, Juan Carlos Castellón, profesor de Filosofía y de la citada asignatura, señala que es necesario identificar el sexismo y la violencia de género en el día a día porque “está tan naturalizado que no lo vemos y el alumnado debe ver lo que otros no perciben”. En palabras del profesor “es fundamental abordar directamente en los colegios un problema tan grave como es la violencia machista”. De hecho, en su clase, a su pregunta de quién tiene miedo de ir solo o sola por la calle, se levantan muchas manos. Todas son manos de chicas.

En opinión de Cristina Carrasco, coordinadora de igualdad y convivencia del instituto, el hecho de que exista una asignatura optativa sobre la violencia de género “es una manera de visibilizar la magnitud del problema. Hay partidos políticos y sectores de la sociedad que niegan la existencia de la violencia machista y estamos retrocediendo lo que con tanto esfuerzo hemos avanzado”.

Es el segundo año que se imparte la asignatura de violencia de género en el Instituto Benigasló y el número de estudiantes ha aumentado. Se trata de un proyecto, hoy realidad, aprobado por la dirección del instituto y la Consejería de Educación. El objetivo fundamental es ofrecer herramientas al alumnado para que traslade a su entorno lo que se trata en el aula. Se pretende que la teoría que se imparte en el aula salga de ella y se expanda por todo el instituto y así se puede ver, por ejemplo, en los techos de los pasillos, carteles colgados para recordar a cada una de las mujeres asesinadas por sus parejas en lo que va de año. Asimismo, se han colocado zapatos rojos para visibilizar la existencia de tantas víctimas de la violencia de género. Una realidad que no debe ser ignorada por nadie y recordarla día a día, como sucede en el Instituto Benigasló, es una excelente práctica que debería replicarse en todos los centros educativos, sin olvidar que una asignatura sobre violencia de género no es solamente de chicas.

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar