Trabajamos por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia de género.

"Que por mí no quede" Luz Casanova

91 445 41 69
info@proyectosluzcasanova.org

¿Universo masculino?

Infarto Mujeres

Hace relativamente poco tiempo descubrí con asombro que la forma de manifestarse un infarto de miocardio era diferente en hombres y mujeres. Pero lo que más me conmocionó fue conocer  que cuando los medios de comunicación informan de la importancia de acudir de inmediato a un centro médico al sentir los primeros síntomas, describen sólo los que se manifiestan en los varones. Ni una palabra de cómo se presenta un infarto en mujeres

Dentro de mi ingenuidad pensé que eso sería porque en las mujeres eran escasos, un ‘avis rara’, pero a renglón seguido descubro con estupor que el infarto se cobra más vida de mujeres que de hombres hay mas mujeres que mueren de infarto que varones (en torno al 6%). Según los últimos estudios, entre los factores que más influyen en esta mayor mortalidad está en que al desconocer la sintomatología no acuden a urgencias (tardan unos dieciseis minutos más en llamar a urgencias que los varones y esa tardanza dispara las muertes).

¿Cómo es posible? La respuesta no se hizo esperar mucho en mi mente: una vez más hemos tomado lo masculino por universal, cuando solo atañe a menos de la mitad de la población mundial.

Y es que considerar que lo masculino es lo universal no sólo es incierto, sino una manera podríamos calificar de sutil de invisibilizar a las mujeres y como diría Ortega y Gasset sus circunstancias. Es sin duda una manera de perpetuar la desigualdad, incluso en temas de salud.

Muchos son los ejemplos que cada día llaman a nuestra vida. Uno de las últimos fue mi descubrimiento de que no solo era una sospecha, sino que hay ropa de chicas ideada para chicos. En una ocasión una adolescente me dijo que se sentía fatal porque los pantalones ‘boys friends’ no le quedaban bien. En mi ignorancia sobre moda le pregunté cómo eran los susodichos pantalones y muy afligida me contesto que eran para chicas sin cadera ni culo. ¿Con caderas rectas, sin curvas, masculinas? Pregunté yo. Claro, por eso se llaman así.

Y digo yo, qué nos meten en la cabeza para acomplejarnos porque un pantalón diseñado para la cadera de un varón no nos siente bien? ¿Os imagináis a un chaval acomplejado porque unos pantalones “girls friends” no se le ajustasen bien?. A buen seguro saltarían todas las alarmas en su entorno y, como poco, dudarían sobre su orientación sexual.

No hace falta buscar mucho para ver cómo esta ideología androgénica, en el sentido literal de la palabra, impregna todo desde la más tierna infancia.  Siendo yo muy pequeña, en una de mis primeras visitas a una pinacoteca pregunté por qué había solo señoras desnudas y no señores. Miradas fugaces entre los adultos que me acompañaban y una respuestas que me dejó conmocionada “las mujeres son más hermosas y por eso los pintores las prefieren”. Mi siguiente pregunta ¿no hay mujeres pintoras? Tuvo una respuesta casi inmediata. No cariño, las mujeres tienen siempre muchas cosas que hacer”. Supongo que  en eses momento descarté dedicarme a cualquier tipo de arte porque en mi futuro estaría ocupadísima en alguna cosa “importante”, que aún hoy sigo buscando.

Hoy sé que los motivos de hallar mujeres desnudas en los lienzos y que no haya cuadros de pintoras en los museos tienen explicaciones mucho más simples y complejas a la vez.

Defender que lo masculino no es lo universal no es ni mejor ni peor, es una realidad. Y que concebir como la única realidad la que ven los ojos de los varones es, como poco, haberse perdido parte de la evolución de más de un siglo y no haber comprendido que hombres y mujeres somos idénticos en muchas cosas, pero también muy diferentes en otras y no se puede extender como universal lo particular.

 

 

Beatriz Blanco

Periodista especializada en Políticas de Igualdad

 

 

Ilusttración de www.siacardio.com/editoriales/sindrome-coronario-agudos/infarto-agudo-del-miocardio-en-las-mujeres/

Al continuar la navegación en este sitio, usted está dando su consentimiento para el uso de las cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close